Si las tachuelas, los apliques, los flecos o las lentejuelas hablasen, probablemente nos dirían que jamás estarían por debajo del nivel decorativo de una simple cremallera. Durante mucho tiempo, se ocultaban bajo las costuras y tejidos de una prenda, fueron las famosas «cremalleras invisibles», pero en la nueva tendencia, las encontramos más visibles que nunca, con largos, colores y formas de todos los tipos, dejándose ver como el complemento más chic y especial de una prenda.

A mi, personalmente, me encantan. Dan un toque de mucha personalidad a cada look, dejando entrever partes del cuerpo con sutileza y sensualidad, que según la ocasión, pueden resultar un toque perfecto en nuestros estilismos. Mis favoritas, las frontales, concretamente las que recorren de arriba abajo vestidos y faldas, aunque las traseras también tienen un punto muy elegante, tanto en cuello como en cintura. Es sin duda el elemento estrella de este vestido que os traigo hoy, donde quedan bien destacadas por su cantidad, colorido y tamaño, lo cual le dan un aire sportchic justo para convertirlo en una prenda versátil de mil usos. Estoy enamorada de este vestido, para mi lo tiene todo, color, textura, originalidad, estilo, comodidad, tendencia,…un mix perfecto para el día o la noche, no os parece??

Adiós a los «dientes» ocultos y un sí rotundo al recorrido de estas sugerentes cremalleras aplicadas asimétricamente, y bordeadas con piel. Es increíble como un complemento tan sencillo puede resultar tan imponente…. me encanta, será porque adoro los detalles, creo que son las chispas de vida a todo lo que se apliquen.

Por hoy, «cerramos cremalleras» chicas….dispuestas a abrir las vuestras???…. cremallera en boca y hasta mañana!!!!!!

Vestido y bolso / Bimba y Lola
Calzado / Zara
Gafas / So Dior
Pulsera azul klein / Mango
Anillo y reloj / Tous
Labial / Dior
Manicura y pedicura / OPI Semipermanente (Tu Espacio)

Tags: