La moda está de revolución, en modo de cambio, queriendo reinventarse, pidiendo a gritos algo nuevo, así que para las más conservadoras o clásicas, este post no será válido. La creatividad siempre ha sido para mi una compañía, un medio para poder expresar todo aquello que no se decir con palabras, casi una necesidad en mi personalidad que me mantiene activa, ilusionada,y con fuerza. Me encanta crear e inventar, el detalle, la minuciosidad, la organización, el cambio…. Por eso no dudé ni un minuto en seguir esta diferente y atrevida tendencia de la “revolución” con las camisas blancas. Después de haber desaparecido bastante la semana pasada por mi aniversario de bodas, donde mi marido y yo lo hemos celebrado nuevamente por todo lo alto, tenía que reaparecer con toda la fuerza que esta mágica semana me ha aportado.

Los diseñadores Simon Porte Jacquemus, son los culpables de que esta novedosa tendencia haya salido a la palestra, haciendo que nuestras camisas de siempre, nos sirvan para crear nuevos vestidos o faldas, desbancando con ello a las prendas más lujosas del armario de cualquier fashionista. Coge tu camisa blanca de siempre y átala sin demasiado sentido a tu cintura, dale un buen twist a su uso, y conseguirás un aire desenfadado, diferente y muy chic. Podéis poneros un pantalón debajo, pero para las más kamikazes como yo, llévenla a modo de falda, con un corte asimétrico donde un lado resulte más corto que otro, los botones queden sin alinear, y el nudo de la cintura deje claro que de una camisa se trata. Si la vais a llevar como yo, tenéis que entreteneros en que vuestra creación quede cómoda y segura, no tenemos ganas de quedarnos sin falda a medio camino 😉 Otro consejo que os recomiendo y que aplico en el outfit de hoy, es utilizar una chaqueta de corte oversized, nos tapa las imperfecciones de la camisa por el anudado revuelto, además de aportar un estilo tomboy, super especial y con mucho estilo.

El resto del look surgió con el diseño de los pendientes, con un rollo muy ochentero y minimalista entre la camiseta, el dorado de las sandalias cruzadas, el oversized de la chaqueta, los topos de su interior, el bolso de mano con su potente color, las gafas… No se que os parecerá la propuesta de hoy, pero a mi me fascina. Bien es cierto que no hablamos de un outfit demasiado versátil, ya que no sirve para cualquier ocasión, pero si para momentos especiales. Lo podéis hacer más ponible con pantalones debajo, tal y como hablábamos antes, aunque el tema de versatilidad de un look, desde mi punto de vista, es completamente mental, siéntete segura y seguro será todo lo que lleves, no habrán barreras ni obstáculos, todo es posible, y no sólo eso, si lo luces con seguridad absoluta, el outfit cogerá un estilo poderoso que querrá ser poseído por todos, palabra de psicóloga 😉

Esto no os lo esperabais, verdad??, pues si, así soy yo, con esa capacidad de vestir un día con el estilo más lady que podáis imaginar, al más comfy o tomboy en otro. Esto es algo que me encanta, la posibilidad de no tener una idea cerrada con el vestir, teniendo siempre apertura mental para escoger líneas opuestas, y poder siempre cambiar de opinión con la idea de mejorar y progresar. Para que luego digan que el vestir no va de la mano de la psicología o de la personalidad ;-). Nuestra vestimenta define en gran medida nuestra manera de ser, así que el juicio es vuestro con respecto a la mía 🙂

Con esta trepidante, emocionante, diferente, novedosa, revoltosa y creativa apuesta, me despido por hoy. Espero que la hayan disfrutado tanto como yo, para mi ha sido un placer poder compartirlo con vosotros. Aquí les dejo las fotos y el resultado de cerca. Gracias un día más por estar ahí, leerme, compartir conmigo esta aventura y apoyarme ♥♥

Feliz día!!!!!!!!!!

Chaqueta / Charmé
Camiseta y calzado / Zara
Camisa blanca / Vintage
Pendientes / Bimba y Lola
Reloj y pulseras / Tous
Anillo / Pandora
Bolso / Furla
Gafas / Prada
Manicura y pedicura / OPI Semipermanente (Tu Espacio)

Tags: