Pegaso, según la mitología griega, se refiere al primer caballo alado que llegó a estar entre los dioses. Era el caballo de Zeus, Dios del Cielo y de la Tierra. Representado siempre en color blanco o en negro, y con dos alas que le permiten volar a pesar de tener la característica especial de mover sus patas y manos como si estuviese galopando en el aire. Este precioso equino ha sido mítico a lo largo de la historia, simbolizando siempre el triunfo, la fuerza, la perfección, la belleza y la delicadeza, aportando el valor de todos estos adjetivos a aquello que lo acompaña. Es por eso por lo que numerosas marcas comerciales, como algunas del mundo del cine o el automovilismo, lo han querido utilizar como icono representativo.

Cuando vi este vestido con este mítico estampado tan especial, sentí un flechazo a primera vista, de esas prendas que ni tan siquiera te pruebas, ya que a ojo, sabes que te van a quedar perfectas, además de sumar a tu repertorio de ropa algo diferente y único. El dibujo del Pegaso va acorde con el modelo del vestido, un clásico de corte vintage, muy retro y romántico en formas y colores, con su cuello a modo de blusa camisera de niña de escuela, con el fantástico añadido de que puede quitarse y ponerse gracias a su hilera de broches de quita y pon, lo que permite tener dos tipos de vestidos diferentes en uno.

Las sombras amarillas del caballo me dieron la oportunidad perfecta para ponerme mi abrigo amarillo de lana, el cual me parece precioso y de lo más llamativo, una prenda que posee todos los componentes necesarios para convertirte en la reina del momento, siendo ligero, abrigado, casual y muy enérgico, una explosión de color vibrante y potente no apta para pasar desapercibida 😉 Si encima, añadimos pequeños detalles imprescindibles, los cuales cuentan más en la mayoría de las ocasiones que un look muy trabajado, como la manera de llevar tu ropa más que la propia prenda en si, aseguramos un éxito absoluto. Os hablo de esta manera tan chic que nos viene pisando fuerte en los cánones de la moda para el 2016, donde ponernos un abrigo sobre los hombros a modo de capa, lo cual nos cambia por completo la línea de nuestros estilismos. Una idea rescatada de nuestras madres o incluso nuestras abuelas, con ese aire tan romántico y lady que aporta al look un aire diferente.

Y por último, un toque que rompe la línea tan retro del vestido, unas medias de estampado potente y marcado, haciendo una mezcla de prints con topos y pata de gallo, con un zapato de corte vintage en punta redondeada y tacón ancho en metacrilato, un combinado de fuerza que pone un acento con chispa y personalidad a este outfit tan lady.

Ahora sólo me queda que esta combinación les haya gustado tanto como a mi para que termine de resultar perfecta, y que una vez más, les haya aportado una manera nueva y diferente de sacar partido a determinadas prendas de vuestro armario. Disfruten de las fotos tan coloridas que mi Carlos ha sacado con el mayor de los esmeros para todos vosotros, y ya saben, como siempre les digo, mañana más y mejor.

Besitos “alados” ;-)………

Vestido y bolso / Bimba y Lola
Abrigo y calzado / Zara
Medias / Calcedonia
Gafas / Gucci
Pendientes / Agatha París
Reloj y anillo/ Tous
Manicura / OPI Semipermanente (Tu Espacio)

Tags: