Al fin es JUERNES!!!!, y si, dicho tal cual, ya que para mi los jueves son mis últimos días de trabajo de la semana, los viernes siempre los tengo libres, lo cual hace que la expresión “juernes” me la pueda aplicar al pie de la letra, sin excepción ni salvedad. Suelen ser días duros e intensos, pero al llevar impreso ese regusto a fin de semana, pasan volando y de forma placentera. Y como ven, con la mente ya en el fin de semana y sus apetecibles planes, no podía enseñaros otro look diferente a este, con aires coloridos, alegres e impregnado de la comodidad, el relax y el bienestar propio de un comienzo de descanso, una propuesta fresquita y cómoda para los planes venideros.

Este outfit tiene tres componentes que me encantan, así que si os parece, hablemos de ellos por partes. Por un lado, el colgante, de esas piezas maravillosas con las que te tropiezas sin pensarlo, y que de paso me inspiran con el nombre de nuestro post de hoy, el cual iba a ser en principio el clásico dicho de “ojos que no ven, corazón que no siente”, pero como no fue el caso, me resultó más propicio decir “ojos que ven, corazón que siente…y se enamora” directamente 😉  Cuando entré en Minilla Concept Store y se lo vi puesto a Diana, me dije…”mío ya!!!” Me parece divertido, fresco y de lo más original, realizado en metacrilato, piedras con brillo y abalorios de pinchos, un popurrí perfecto de materiales y colores de cara a el buen tiempo y los a looks propios del verano.

Por otro lado, y como segundo componente especial de esta propuesta, los zapatos ♥ . Llevo casi dos meses esperando por ellos, y al fin han llegado!! Me enamoré de ellos viéndolos en multitud de revistas de moda como el Stilo, Vogue o Glamour entre otras, no había revista que no abriese y no apareciesen, pero al llamar a la tienda para poder comprarlos, me entero que se trata de un zapato de imagen y que no saldrá a la venta. Mi gozo en un pozo, pero no, fue cuestión de insistir un poco más y atraer con la mente 🙂 Gracias a mi super Fátima de Bimba y Lola, sus magníficas gestiones, el sentirse identificada conmigo a la hora de desear algo, y sus ofrecimientos personales, los zapatos dieron unas cuantas vueltas, pero finalmente, llegaron a casa. No me pueden gustar más, y que deciros de la comodidad, son un guante. Me apetecía un zapato de tacón cuadrado y muy ancho, pero nunca imaginé que pudiese encontrar unos que me llegasen a gustar tanto. Ya me contaréis que os parece su grotesca y robusta estética, a mi me apasionan por lo diferentes y exclusivos que resultan 🙂

Como tercer y último componente que me enloquece de este look, es el blusón serenity y blanco con una de las tendencias más sonadas de la temporada, las maxi stripes, las cuales aparecen con su inspiración marinera cada primavera. Las de este año, en horizontal y bien anchas, aunque no olvidemos cualquier otras que también nos valen. El blusón me parece de lo más especial, una pieza ponible y cómoda, con la que una siempre va cargada de estilo y la mar, nunca mejor dicho, de cómoda. Sus tonos, su corte oversize, su cremallera trasera en plateado, y su tejido, la han convertido en una de mis blusas favoritas hasta el momento.

Como guinda final, un bolso de color, una bandana en contraste, y un grandioso océano detrás. últimamente no paramos de acercarnos a esta zona de la isla, porqué será…. 😉 Tal vez, y cuando menos lo esperen, tenga algo muy bonito y especial que contarles, pero de momento, sólo os regalo un buen contenido en fotos de un lugar que a mi marido y a mi nos encanta y nos relaja.

Disfruten del look, las tendencias y el entorno, una propuesta sencilla pero la “mar” de mona, así que “ojo” al dato gente, que arranque el fin de semana, que el nuestro viene cargado de planazos y buen rollo 😉

XOXO

Blusón / Uterqüe
Ripped jeans / Zara
Calzado y bandana / Bimba y Lola
Colgante / Minilla Concept Store
Pulseras y reloj / Tous
Anillos / Pandora
Pendientes / Aristocrazy y Agatha París
Gafas / Ray – Ban
Bolso / Carolina Herrera
Manicura / OPI Semipermanente (Tu Espacio)

Tags: