Hola a todos!!!!, feliz por contaros hoy las mini vacaciones que mi familia y yo pasamos hace días. Siempre intentamos buscar un hueco para estar juntos y compartir ratos unos con otros, para nosotros es muy importante estar siempre unidos. Somos de ese tipo de familia donde compartimos la idea de que estando juntos, nos sobra el mundo, ya que para nosotros, todo el bienestar de la vida parte de este pequeño pero vital núcleo a la par. Si la familia está bien, todo rueda sin obstáculos, sientes tu corazón lleno, estás plena de felicidad y seguridad, y al estar bien contigo misma, emanas la misma positividad al exterior, por lo que en tu andamiaje, no paras de recoger cosas buenas.Para mi representan el todo en mi vida, por lo que me siento enormemente afortunada y plena. Con ellos, lo tengo todo, sin ello, nada tendría sentido.

Estar juntos es una norma para nosotros, por lo que hacemos muchas cosas en común. Además, desde hace un año y medio, la familia ha recibido el regalo de un nuevo huésped, mi sobrino Pablo, el cual nos ha dado un flechazo de alegría y entusiasmo a toda la familia. Cada vez vamos siendo más, y los que quedarán por llegar 😉

Estas mini vacaciones resultaron ser para todos un chute vitaminado de descanso, confidencias, diversión, energía positiva y buenos momentos, donde el denominador común fue el disfrutarlo todos juntos. Tomamos el sol, paseamos, degustamos una exquisita comida, y vivimos con intensidad muchas de las primeras experiencias de nuestro chuiquitín, el cual se lo pasó pipa con su piscina hinchable, junto a las perrerías que mi marido Carlos y yo no paramos de hacerle. Él se lo pasa en grande cuando nos ve, ya que somos su parque de atracciones personalizado, para eso están los «titos», para consentirle todos los caprichos que se le pasen por su cabeza.

Pasamos unos días increíbles mis padres, mi cuñada, mi sobrino, mi hermano, mi marido y yo, los 7 mosqueteros, un equipazo inseparables en toda regla de inmensos corazones. Los días de sol interminables hacían que nuestras veladas fuesen largas y cálidas, donde dejamos el mundo a la izquierda, y disfrutamos de la compañía de los unos con los otros. Fueron unos días increíbles, con regusto a mar salada y cielo azul, las primeras vacaciones de nuestro pequeñín junto a nosotros, Os dejo con algunas imágenes de este mágico momento. Espero que las disfrutéis tanto como yo. me encanta compartir con vosotros este tipo de post, son diferentes y especiales, mi particular manera de que me conozcáis  de una forma más personal y profunda… Una ventana a mi vida junto a mi tesoro más preciado, mi familia ♥♥♥

XOXO

Tags: