Son la cara y la cruz, el día y la noche, el yin y el yan, el café y la leche, el inglés y el francés, pero como bien sabemos, los polos opuestos se atraen. Nada más diferente que el blanco y el negro, sin embargo ellos se gustan. La tendencia black & white del «pantone» siempre resulta un must durante todas las temporadas. Se trata de un clásico en la moda, elegante y sencillo, además de una excelente opción para esos días de indecisión en el vestir.

Estos dos colores nunca pueden faltar en el fondo de cualquier armario, consiguiendo con ellos desde looks rompedores y atrevidos, a elegantes y sofisticados. El resultado siempre es una apuesta ganadora, tanto para el día como la noche. En el post de hoy, además de lucir esta tendencia bicolor, añadí un mix de prints en los estampados, para crear un efecto divertido y sacar al B&W del status clásico. Soy de las que piensa que el que no arriesga no gana, y aunque las mezclas siempre resultan temerarias, crean un impacto visual especial y diferente.

Mezclar texturas, colores y estampados, representa la brocha de los artistas más vanguardistas de la moda actual, inspirados en originales papeles pintados, graffitis callejeros o contrastes étnicos. Lo que antes resultaba un crimen en la moda, ahora se convierte en lo más chic, cuanta más explosión de diferencia, mejor.

Black & white, rayas, tops, flores, poliester, algodón, piqué, ante, PVC, amarillo fluor, azul klein y fucsia, son los ingredientes de este «batido» vitaminado, potente y denso que os dejo como idea para el verano. Espero que os guste y os de ideas divertidas y diferentes en vuestros registros de moda. No sean «funcionarios» en el vestir, sino «emprendedores» 😉

Bomber / Zara
Bandeau / Coosy
Falda / Zara
Calzado / Zara
Bolso / Candy Furla
Reloj / Tous
Pulseras / Tous, Mango

Tags: