Tenía claro desde el principio como iba a titular esta entrada, como merece, con su nombre por bandera, bolso modelo Antígona de la firma Givenchy, al fin mío!!!!!! Quiero este bolso desde hace años, de mis favoritos por excelencia. Como ya sabrán las que me siguen, soy fan absoluta de este complemento, más aún que de los zapatos o la ropa, bolsos y gafas de sol para mi, esenciales en el vestir, puntos que marcan la clase y la diferencia, complementos que hablan sin palabras desvelando muchos datos de la personalidad de cada una. En mi último viaje a New York, soñaba con comprarlo, pero al llegar allí, no encontré el modelo que buscaba, ya que siempre me ha gustado el clásico en piel brillante y sin texturas. Fue imposible conseguirlo, por lo que me vine con las ganas, y han sido los reyes de este nuevo año, los que me han sorprendido con el. Estoy como loca, no me despego de su lado, lo cojo y lo miro como el mayor de los tesoros, me parece precioso además de un fondo de armario de lo más elegante y atemporal. Mi pequeña colección de bolsos, poco a poco y con esfuerzo, va tomando una forma de lo más interesante 😉

Al ponerle el pom-pom rojo, me saltó la idea automática del look a llevar, con el que de paso, podía estrenar a la vez otra de las prendas que me regalaron en casa de mis padres, y es un fantástico abrigo largo en punto y color gris, una prenda abrigada, diferente, ligera y de los más estilosa para el día a día. Como ya saben, los abrigos largos han llegado de nuevo con fuerza para quedarse durante este invierno, fundamentalmente los rectos y los de corte masculino. Los tejidos estrella son la lana, el paño, el tweet, el punto y la antelina, y para no romper la línea de esta semana con deportivas y abrigos, os presento otra versión con este infalible duo, esta vez en tonos que adoro combinar, rojo, gris, blanco y negro. Como ven, un look de lo más desenfadado, trotero y casual, cómodo para lo que se preste, y elegante como el que más.

Otra prenda muy especial de este outfit es el jersey rojo, con sus abalorios en forma de lágrima y fondo acristalado, los cuales dan a la prenda un aire delicado y coqueto. La combinación del rojo con la raya blanca y negra, resultan siempre un clásico infalible y llamativo, donde terminan de resaltar del todo con un añadido en color, como podría ser el gris, el camel o el verde botella para las más atrevidas.

Con este look tan invernal y mi nuevo tesoro a modo de bolso, me despido del viernes y de todos vosotros, no sin antes desearles un fantástico fin de semana. Descansen mucho y cojan fuerzas para esta cuesta de Enero que aún perdura. Espero que les haya gustado el look, y que os haya dado una nueva idea para vuestro repertorio diario. Nos vemos el lunes!!!!!!

Blusa, pantalón y abrigo / Zara
Jersey y pom-pom / Minilla Concept Store
Bolso / Givenchy
Deportivas / Adidas
Anillos / Pandora
Pendientes / Agatha París
Reloj / Tous
Manicura / OPI Semipermanente (Tu Espacio)

Tags: